La noche que Avocado Alley me asustó muchísimo... fue un placer
in

La noche que Avocado Alley me asustó muchísimo… fue un placer


Escrito en COSAS INTERESANTES él

Al regresar a casa, la noche se estaba desvaneciendo. El cielo iluminado por las últimas gotas de sol que se desvanecen con la oscuridad y así dan la aurora boreal al anochecer.

No tengo control sobre mis pasos, los adoquines guían mi camino y el frío comienza a inundar las calles. Coyoacán.

Entre mi sombra y la luz, de las lámparas, me siguen para salir de ese lugar místico. Dónde es mitos Se fortalecieron y los muros de cada casa los convirtieron en leyendas.

En una calle me equivoqué y decidí no hacer caso a mi instinto. Me perdí y de momento en momento aparecí en la foto. Medicamentos contra varo. Las calles se han hecho grandes, aunque al fondo parecen estrechas. Se siente como si el lugar empezara a encogerse y a partir de ahí empieza la claustrofobia.

Hay luces en las ventanas, una pequeña calle laberíntica marca mi camino y no puedo detenerme. Cayó la noche y entré en un callejón sin salida.

Dejando atrás todo lo que vi, logré notar una pared al fondo que se puede reconocer a simple vista. Llegó callejón del aguacate.

Las historias de terror se han apoderado de mi mente y las imagino gracias a la ansiedad que me embriaga y me hace caminar sospechosamente, como en la realidad. estaba borracho Pero no es así.

Se dice que un soldado se suicidó en esas calles, y en ocasiones de reojo se le puede ver colgado de un gran árbol en esa esquina. Otros dicen que este mismo personaje mató a un niño y es un niño pequeño que asusta a todo el que camina por esa calle.

Articulo Recomendado
¿El discurso de Xóchitl ganó nuevos adeptos?

Todas estas historias que un hombre encuentra accidentalmente me dan ganas de saltar sobre el fantasma que casi choca conmigo. El hombre tiene uniforme de seguridad, pero no está completo. Sus ojos confundir de la noche y todo lo que pude decir fue que lo siento.

Hay un altar en esa esquina y casi choco con él allí. No dijo nada, me miró de pies a cabeza. Ante esa intuición pensé que me iba a quitar todo lo que tenía, pero cuando lo vi caminar por el callejón me quedé tranquilo.

Fui un poco más allá y desafié al universo a presenciar algo sobrenatural, pero no sucedió. Después de unos minutos avancé y allí escuché pasos haciendo eco a través de callejón y me di cuenta de que el hombre con el que estaba a punto de chocar había regresado.

El guardia de seguridad se dirigió a la parte donde hay una casa y un árbol frente a ella. El callejón es muy pequeño, pero esa noche un hombre podría esconderse bien en la oscuridad.

Él se paró en ese espacio oscuro, me vio y yo avancé nerviosamente. Estábamos los dos frente a frente, del miedo llegó pecado y luego vino la lujuria.

El hombre de seguridad puso su mano en la cremallera de mi pantalón. Solo pensé que algún fantasma o un mortal podría vernos, pero en esa situación el hombre simplemente se arrodilló y allí le pedí que orara para que nadie nos encontrara.


Written by x0gwj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Un hombre muere tras ser atropellado en andenes al interior de CAPU

Un hombre muere tras ser atropellado en andenes al interior de CAPU

Edgar “N” mató a Karina y luego se quitó la vida por la ruptura de su relación