in

Las enfermeras se enfrentan a la desconfianza de los pacientes y colegas debido a los estereotipos sexistas


El las enfermeras están capacitadas para hacer su trabajoSin embargo, porque violencia de género eso permanece dentro y fuera de los hospitalesasí como estereotipos sexistasen Puebla persiste en desconfiar y rechazarlosUstedes dos pacientes y colegasOMS a menudo limita su práctica profesional en campos médicoscomo ginecología, obstetricia, pediatría y neonatología, donde hay trato directo con la mujer.

Esta aversión sufre desde la fase formativa, porque Los pocos hombres que eligen esta carrera fueron educados basándose en ideas erróneas sobre los roles de género.que causas Las nuevas generaciones de profesionales repiten estos comportamientos.compartir Alfredo Herrera Hernándezque durante tres años Trabaja como enfermera en la Cruz Roja.

Para Laura Nohemí Brasil Rodríguez del Castillotitular de la Red Sectorial Salud de Puebla y representante Unión Nacional de Enfermeras de México (UNEM)este problema surge debido a la frecuencia de casos de violencia física contra las mujeres a nivel social, lo cual se traslada al escenario médico. Añade que, a pesar de ello, Los trabajadores de la salud hacen su trabajo de la mejor manera.

Acerca de Día de la Enfermera y la Enfermería en Méxicoque se celebra este año Enero 6Rodríguez del Castillo destaca que las áreas Donde hay contacto directo con los órganos reproductivos de mujeres y menores, existe mayor desconfianza hacia las enfermeras.

De exámenes durante el embarazo, parto, problemas hormonales, cuidados de recién nacidos, incluso cuidados de niñas y niños¿Dónde está la resistencia a participación de enfermeras. Esto, además de la exclusión, puede perjudicar la atención adecuada.

Según la UNEM, Hay 13 mil 500 personas en Puebla que se dedican a la atención médica en el sector público y privado. De ellos, El 20 por ciento, o 2700, son hombres.

Rodríguez del Castillo asegura que si bien El número es menor en comparación con las mujeres, su presencia en la sucursal crece con el tiempoa pesar de Todavía existen obstáculos cuando hacen su trabajo.

“La sociedad debe creer, porque lejos de ser una debilidad, es una fortaleza para el gremio de enfermeras. En ocasiones es más fácil inmovilizar al paciente o simplemente por la condición masculina ayudan en otros aspectos. Una persona es 100 por ciento confiable y a través de ella podemos fortalecer el cuidado”, afirma.

Destaca que es imperativo entender que cualquier especialista, independientemente de su género o sexo, puede trabajar en cuidados sin ningún problemadesde Ha sido una profesión mixta desde sus inicios. Enfatiza que el objetivo es Ayuda a los demás y dales la atención que necesitan.

Articulo Recomendado
Alcalde de Puebla descartó enfrentamientos en los mercados tras hallazgo del cuerpo

Por eso, comparte que es El desafío que enfrentan las enfermeras es crear un cambio en la percepción que la gente tiene de ellas.ya que hay que acabar con ese estereotipo, y esto sólo puede suceder con la atención que cada persona recibe por parte de la institución de salud donde labora.

“Los hombres no son bien aceptados en la sociedad, pero ahora lo son más y están cada vez más involucrados en sus carreras. Son muy profesionales, por supuesto, porque esta raza es mestiza”, explica.

Minimizan su trabajo

Víctor Acevedo Bracamontes y Alfredo Herrera Hernándezque sirven como enfermeras de la Cruz Roja en Puebla tres años, creen que Estas limitaciones ocurren en la educación y en el lugar de trabajo.Bueno, dicen, los estereotipos de enfermería lo dictan. Las mujeres deben utilizar cualquier tipo de atención, incluso la profesional.

Cuando Víctor estudiaba en la universidad, eso le enseñaron La atención ginecológica no era para hombres.no importa qué Nada de esto está escrito en ningún libro sobre el tema.

La enfermera lo narra. sus profesoresen su mayoría mujeres con grandes carreras en el campole impidieron, como a otros hombres, acceder a cirugías sobre el cuidado y la investigación de la anatomía femenina, a pesar de que este tipo de aprendizaje es fundamental para el ejercicio profesional.

“En la universidad todavía tenía profesores que tenían la idea de que, como soy hombre, no puedo entrar en ciertas áreas o incluso hacer ciertas cosas, eso es algo que realmente me preocupa”, dijo.

Como él, a otros compañeros, ya en la profesión y en diversas instituciones, Su derecho a explotar el conocimiento está limitado por el rechazo y los estereotipos sexistas. eso último en el campo médico, señala.

Por ejemplo, Alfredo Herreraquien trabaja en el servicio neonatológico intensivo de la Cruz Roja, dice esto practicar la atención médica le costó la críticaporque se lo dijeron La profesión es sólo para mujeres y los hombres “deben ser médicos”.

Cuando trata a los pacientes, lo llaman “doctor”.porque piensan que, siendo hombre, no es enfermero, y Aunque él les diga lo contrario, la gente a veces rechaza su trabajo.

Articulo Recomendado
Tráfico municipal sanciona a casi 5 mil ciudadanos por uso inadecuado de la vía pública

“En el ámbito social me han dicho varias veces que soy médico, aunque ven que soy enfermera, parece que les cuesta aceptar que soy enfermera y que no tengo un nivel superior. rango. Es más, me inferiorizaron, preguntándome por qué elegí esa carrera femenina, cuando podría haber sido médica y estar a cargo”, declara.

Los pacientes se resisten a ser atendidos por hombres

Alfredo Herrera dice que es otro ejemplo de cómo el machismo interfiere en la atención al paciente Cuando llega el momento de realizar valoraciones importantes de otros hombrescomo comprobar los signos vitales o la curación.

La mayoría de los hombres que acuden a los hospitales No le gusta ver enfermeras.dice el experto, quien asegura que muchos de ellos se resisten mientras trabajanque cambia repetidamente los procedimientos médicos y también puede complicar la salud del paciente.

“Los pacientes como tales no me han expresado que no quieren que los atienda verbalmente, pero se nota la diferencia con relación a una mujer (…) Un hombre no permite que otro hombre lo cuide, pero hay varias ocasiones en las que se les infunde confianza”, señala.

Lo anterior provocó un sentimiento difícil de procesar, comparte Alfredo, pero cree que Esta es la situación que lo fortaleció profesionalmente. Además, señala que esto le permitió dejar de repetir las prácticas sexistas que existen a nivel socialy especialmente en el mundo médico.

“Ante las acusaciones de la sociedad sobre por qué elegí esa carrera, la verdad es que no me hice menos si no lo tomé como un incentivo para demostrar que la parte masculina también puede mostrarse cariñosa, porque eso es lo que a veces hacemos”. asociamos con el género femenino, pero también en este ámbito el sexo opuesto puede demostrar que somos capaces de cuidar a las personas. La enfermería está clasificada mucho para las mujeres, por eso hubo ocasiones en el ámbito social donde se discutió”, dice.

Crear vínculos de confianza para mejorar la atención

Jonathan Herrera Morenoquien fue enfermera de cuidados intensivos durante 14 años en el Hospital General de Zona No. 20 “La Margarita”, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, comparte que, para evitar complicaciones en la práctica profesionalen cada paciente Se debe crear un vínculo de confianza. esto, sin embargo, Esto no se enseña en las aulas.notas.

Articulo Recomendado
¿Lloverá en la capital de Puebla? Esto dice la Conagua

La experiencia de lidiar con estereotipos durante muchos años, muchos de los cuales surgieron de ellos. violencia de género contra las mujeresle enseñó que, además de los cuidados profesionales, debe Establece una relación de confianza con tus pacientes que beneficie el reconocimiento médico.

“Antes había más personal femenino trabajando en los hospitales, pero ahora es mixto. Hay que crear ese vínculo de confianza con los pacientes para que puedan estar seguros de que les estás dando una buena atención y para que vean que estás haciendo bien tu trabajo”, apunta.

Como profesional, Herrera Moreno señala que su mayor satisfacción es cuando sus conocimientos El paciente mejora su salud y agradece a quien lo atendió. asegura que él es su vocación y pasiónhasta el punto de que, en ocasiones, Pasa más tiempo en el hospital que en casa.

“Definitivamente creo que pasamos más tiempo en el hospital que con nuestra familia, ahora que tengo que descansar aprovecho al máximo estar con mi familia y definitivamente hacemos lo mejor que podemos aquí. Pero lo que más nos marca como enfermeras es cuando el paciente se va de aquí y se va agradecido por lo que hace”, comparte.

En conclusión, así lo confirman los interlocutores de este diario. Hay que reforzar la información de que no hay puestos de trabajo definidos para hombres o mujereseso es, luchar contra las narrativas que establecen erróneamente que existen roles de género para estas tareasporque ambos sexos pueden realizar este trabajo, ya que están preparados para ello y actualizados en materia de atención médica.

“A quienes estudian enfermería les insto a que se preparen, los que nos dedicamos a ella amamos la mala vida, porque es una carrera que no te permitirá estar con tus seres queridos en los días importantes. El hospital trabaja las 24 horas del día, los 365 días del año, por lo que es una carrera que exige mucho, pero también da mucha satisfacción cuando ves progresar a los pacientes”, concluye Víctor Acevedo.


Written by x0gwj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

No sé si Argentina se unirá a los BRICS

No sé si Argentina se unirá a los BRICS

CIUDAD HERMANA DE ITALIA CHIPILO PUEBLA HOY LA QUEMA DE LA BECHA BEFANA 5/ENERO/2024