in

Las masculinidades transgénero enfrentan una serie de desafíos médicos e institucionales


Dany y André son dos hombres transgénero que fueron violados Cuando acudió al ginecólogo, al primero le negaron la atención con la explicación de que “Ya no era una mujer” a pesar de que todavía tiene genitales femeninos y más, le sugirieron a la fuerza “No cambiar de identidad”.

➡️ Únete al canal de WhatsApp de El Sol de Puebla para no perderte la información más importante

Para ellos, Las masculinidades transgénero continúan enfrentando una serie de desafíos y obstáculos que los hacen invisibles. Problemas ginecológicos, salud sexual y falta de clínica. especializados en iniciar su transición, son solo algunas de las dificultades que enfrentan cada día en Puebla.

A todo lo anterior, Se suman obstáculos institucionales para cambiar su identidad. y la violencia que proviene de una sociedad sexista. A pesar de los avances en la aceptación de la diversidad, todavía faltan servidores públicos capacitados y médicos especialistas, ya que su falta de conocimientos les dificulta el acceso a servicios adecuados.

Este 31 de marzo. Día Internacional de la Visibilidad TransEl Sol de Puebla revelará cinco historias de hombres trans, algunos de los cuales no binarios. Contarán sobre la violencia que vivieron a manos de la sociedad heteronormatividad, discriminación, acoso y violencia verbal a la que están expuestos.

Ginecología: los hombres transgénero se enfrentan a la falta de información y sensibilidad

andré matias Es un hombre no binario de 33 años. Actualmente está dedicado Apoyo en situaciones de crisis para la comunidad LGBT+.Especialmente los jóvenes, lo hace a través de conversaciones de texto y está a punto de graduarse en psicología transpersonal.

Comenzó su transición social en 2012, pero asumió su identidad masculina no binaria más tarde. “Desde que tengo uso de razón, me sentí como un niño, no como una niña. Cuando crecí pude nombrarlo gracias a la información que obtuve en las redes sociales”., dividido.

Cuando le confirmó a su familia que quería cambiar, Su madre admitió que su principal temor es la sociedad, porque tienden a ser violentos con la comunidad trans y no entienden a las personas que toman esa decisión.

Sin embargo, el entorno familiar no fue el único desafío para él, sino también un problema médico, pues Aún no existen servicios especializados ni sensibilizados en Puebla para servir a personas transgénero. Asimismo, no existe una clínica gratuita como en la Ciudad de México.

“Tuve experiencia con un ginecólogo muy fuerte. Fui porque quería hacerme un chequeo, algo que nunca he hecho como hombre trans. Este es un problema y una urgencia. Me preguntó si estaba seguro, si ya había probado algo diferente, ¿Qué pasaría si supiera a lo que me estoy enfrentando como persona trans? “Y trató de convencerme de que no fuera quien soy, me puso contra la pared”.el dijo.

Tu experiencia Fue doloroso, vergonzoso y discriminatorio. “Quería un examen general, era la primera vez que iba al ginecólogo durante la transición, ya que (…) el chiste es que fFue una experiencia traumática, me hice una prueba de Papanicolaou y ni siquiera vine a buscar los resultados. porque el trato fue muy violento. Se necesita más conocimiento sobre cuestiones ginecológicas y obstétricas para los pacientes después”, gemir.

Articulo Recomendado
Pepe Chedraui confirma que apoyará a quien sea designado coordinador de la 4T en la capital del Pueblo

Todo esto y por eso En Puebla el tratamiento hormonal no es gratuito lo obligó a irse a vivir a la Ciudad de México. Para este 31 de marzo Su llamado a las autoridades es abrir agencias que se dediquen a protegerlos y visibilizarlos personas de la comunidad, pero especialmente personas trans. Además, cuida tu salud y salva tus vidas.

Discriminación y exclusión social siguen presentes en Puebla

Nathan es un joven trans de 22 años. quien tiene muchos temores desde que inició su transición, pero “se juega duro” y trata de evitar los comentarios negativos que recibe sobre su identidad. “Lamentablemente”, la violencia y la discriminación en todos los ámbitos son cotidianas.

Durante la pandemia comencé mi transición, pedí que me lo dijeran en casa y en el trabajo. No les di muchas explicaciones, sólo les pedí que lo hicieran. I Aprendí mucho y entendí quién era desde pequeño. Siempre lo supe, pero en la pandemia, al estar encerrada en mí misma, tuve tiempo para pensar y lo acepté.comentó.

Desde la infancia no se sentía cómodo con su género asignado y el pensamiento “ese no es mi cuerpo” cruzó muchas veces por su mente. Actualmente está contento con la decisión que tomó, pero a causa de su decisión aún enfrenta diversas formas de violenciaPor ejemplo, hay personas que se niegan a hablarte de “él”.

“Hay gente que simplemente lo rechaza. hablame con pronombres masculinos y se repite en los trabajos que he tenido. Recursos humanos lo respetan, pero los jefes y compañeros son violentos, dijeron todo tipo de cosas que me dolieron demasiado en su momento. Hacen comentarios transfóbicos sin darse cuenta si me van a hacer daño y me dicen que aguante.– Por eso me hice hombre.expresó.

No podía cambiar legalmente su nombre porque Los trámites son largos, costosos y porque requieren muchos documentos que una persona transgénero no. Tampoco ha iniciado su proceso hormonal porque no está libre en Puebla.

“Cuando sea Tengo dinero, pasa algo y me dijeron que me vaya a la Ciudad de México, pero sería lo mismo, tendría que desembolsar un dinero extra para el viaje. Es complicado en Puebla, aquí no hay instalaciones para personas transgénero”.críticamente.

Su familia lo apoyó “a medias”. Sus familiares lo apoyan y lo aceptan tal como es, su madre es transfóbica y su padre es el único que conoce su situación. pero él le advirtió que con él “debe hacer que la trate como a un hombre”.hasta el día de hoy no entiende lo que significa esa frase.

Articulo Recomendado
El Congreso aprueba la Ley de Directivas Anticipadas, ¿de qué se trata?

Desde su punto de vista, Es crucial que las autoridades promuevan más información sobre la comunidad transporque sólo así los ciudadanos en general dejarán de violarlos, de excluirlos, y los propios padres ya no se sentirán rechazados.

La falta de clínicas especializadas en Puebla dificulta el proceso de transición

Aníbal es una persona transmasculina bisexual no binaria de 25 años. Su transición social inició en 2020 y su transición hormonal inició en los últimos meses. Sabía desde pequeño que esa no era su identidad.pero hasta que creció tomó la decisión de cambiar por completo.

La transición no fue nada fácil, principalmente porque en Puebla no existe una clínica pública para personas trans, a diferencia de la Ciudad de México. Debido a esto, se mudó a un país vecino para lograr su objetivo que son los gastos financieros.

Crecí con muchas exigencias. por mi rol de género y me pidieron muchas cosas que tenían que coincidir Para mí fue complicado con los genitales con los que nací porque quería llenarlos durante mucho tiempo y no pensaba en mi identidad. Siempre supe que no encajabalo hizo saber.

Unos años antes, intentó llevar su proceso hormonal al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)), ya que existe un protocolo de atención a la comunidad LGBT+ que considera la sucesión hormonal en las mujeres beneficiarias. Además, Le negaron servicios y se enfrentó a médicos que desconocían las necesidades de las personas trans.

“Tuve que explicarle al internista que es una persona trans, porque me confundí con una persona intersexual, A partir de ahí se complicó. También me sentí orgulloso de que lo creyeran. Porque tienen títulos universitarios o son médicos, saben todo sobre ti, Fue un desafío e incluso presenté una denuncia ante el CDH, empezó, pero vino la pandemia y se detuvo”.detalló.

Para este Día de la visibilidad trans, Su llamado a las autoridades es a respetar los derechos humanos, porque estos no son premios que se merecen como buenas personas, sino algo inherente a la dignidad humana. En el Apéndice, llamaron a la sociedad civil a reconsiderar sus prejuicios y comprender las experiencias de otras personas.

Cambiar la identidad de género no es fácil ni barato

Augusto Argüello, tiene 18 años y no binario La trans más joven que logró cambiar de identidad en Puebla, sucedió en 2022. Se siente satisfecho con todos los cambios, pero acepta el hecho de que no todas las personas de la comunidad tienen las mismas oportunidades económicas. y familia para lograrlo.

En tu opinión, las autoridades dificultan persistentemente el acceso a documentos personales, lo que puede conducir a situaciones de discriminación y exclusión social. “En las instituciones públicas suele ser complicado resolver los trámites, y para nosotros es mucho más complicado. No están familiarizados con el tema de las personas transgénero y tienden a ser groseros. Fue difícil y agotador mentalmente para mí”, aceptó.

Articulo Recomendado
El Desfile del 5 de Mayo en Puebla resultará en cierres de desfiles, ubica la zona

El Los que llevan el registro civil son unos maleducados, piden documentos que al final son innecesarios y a un precio muy alto. En ese contexto, dijo que es imperativo reconocer y solucionar las dificultades que enfrenta la comunidad en la sociedad actual.

Excepto, es necesario promover la creación de espacios seguros y accesibles para que puedan recibir la atención y el apoyo que necesitan para implementar su cambio de género de manera digna y respetuosa. “Los procedimientos deberían ser más accesibles para todas las personas, como el tratamiento hormonal, h“Hay gente que quiere iniciarlo, pero como no hay apoyo del gobierno, tienden a abandonarlo”.señaló.

La inclusión, el respeto a la diversidad y la lucha contra la discriminación son claves para construir una sociedad más justa e igualitaria

Tuss Fernández es defensora de derechos humanos, activista y actualmente es candidato a representante federal plurianual. En los días recientes, denunció la serie de violencia que sufrió durante su participación en el proceso electoralenfatizando la falta de inclusión de los hombres transexuales en la vida democrática.

Al principio, sy le influyó un error de clasificación en las listas de Morenaadscritos al departamento de la mujer, lo que afectó su participación en el aislamiento para definir candidatos a plurinominales.

Posteriormente, a pesar de obtener el primer lugar en la circunscripción de Puebla, pasó al puesto 22 de la lista final, reduciendo sus posibilidades de conseguir un escaño en la Cámara de Representantes.

Esta acción, según Fernández, Violó los estatutos de Morena. Además, denunció haber recibido amenazas de muerte en redes sociales al formalizar su candidatura. Fernández destacó la falta de consideración hacia la comunidad LGBT en acción afirmativa y en los mecanismos de protección.

Al preguntarle qué se necesita en Puebla para mejorar la situación de la comunidad trans, respondió que los está asignando mayor inclusión en las políticas públicas sobre diversidad sexual, involucrar a los miembros de la comunidad en puestos importantes en la educación, la toma de decisiones y las instituciones privadas, pero también mejor en el campo de la salud y la legislación.

“En el nivel de la ley Tenemos mucho que esperar, el reconocimiento de la infancia trans, la ley general trans que no quiso discutirse, la ley estatal antidiscriminación que no sirve, basura, no nos protege de absolutamente nada, acciones afirmativas, que sólo declaran que perteneces, pero no te dan la seguridad de tenerla, te exponen a la violencia y luego no hay un área para atender esa violencia. Hay muchas cosas que hay que trabajar y sobre todo la inclusión. Él concluyó.


Written by x0gwj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Eduardo Massé reta a las personas a dar la mejor versión de sí mismas

Eduardo Massé reta a las personas a dar la mejor versión de sí mismas

Creamos cuentas de correo electrónico para enviarnos mensajes eróticos entre nosotros

Creamos cuentas de correo electrónico para enviarnos mensajes eróticos entre nosotros