in

Se quejan de la sentencia de Íker, el presunto feminicida de Ingrid Aremis


Por supuestas inconsistencias en el proceso que condujo a la condena de Íker N, declarado culpable del asesinato de Ingrid Aremis, joven veracruzana y estudiante de la BUAP, encontrada muerta en mayo de 2019 en el departamento de un amigo en San Andrés Cholula, la defensa del imputado interpuso recurso de apelación solicitando que se modificara la decisión del Tribunal de Primera Instancia.

Fuentes cercanas al caso informan que la demanda fue interpuesta el pasado miércoles y se estima que estará resuelta en unos tres meses.

Mientras tanto, el material de video enviado a este medio revela que durante la última audiencia de la fase oral del juicio para determinar la responsabilidad o no responsabilidad de Íker N, el juez del caso reconoció la falta de investigación por parte de la Fiscalía de Pueblo en la liberación.

“Ciertamente creo que la Fiscalía debería investigar más a fondo, ese es un hecho innegable”, afirmó la fuente consultada.

Además, el funcionario afirmó que durante el procedimiento no se incluyeron grabaciones de video que mostraran a personas que podrían haber ingresado a partir de las 12 del día del crimen.

También señaló que hubo dudas por parte de los testigos cuando hablaron en el juicio.

Sin embargo, el juez afirmó que, desde su perspectiva, la información proporcionada por la fiscalía de Puebla es suficiente para establecer la existencia del hecho, es decir, el asesinato de la joven y la responsabilidad de Ricardo Íker.

Ante las confesiones y observaciones del abogado que también condenó al condenado a 60 años de prisión, la defensa legal de Ricardo Íker busca cambiar la decisión judicial y exponer la presunta inocencia de su cliente.

Articulo Recomendado
Localizan cuerpo de secuestrado flotando en el río Hueytamalco

Iker peleó anteriormente con Ingrid

De acuerdo con toda la información presentada por las autoridades en una de las audiencias del caso, en la que también estuvo presente este medio, Ingrid Aremis emigró desde su natal Veracruz a la ciudad capital de Puebla en agosto de 2016, donde inició sus estudios en la universidad. , por lo que incluso vivió en una casa que pertenecía al comité auxiliar de San Baltazar Campeche.

Cuando comenzó a trabajar como relacionista pública los fines de semana, Ingrid se quedaba con su amiga Giovanna, a quien había conocido en Veracruz, pero que también vivía en Puebla, específicamente en el fraccionamiento Allegros, ubicado en el distrito Santiago Xicotenco del distrito de San Andrés. municipio. Cholula, el lugar donde mataron a Ingrid.

De acuerdo con las entrevistas realizadas por la representación social a familiares y amigos de la víctima, en agosto de 2018, una joven veracruzana conoció a Ricardo Iker en el bar Capital Night Club, ubicado en San Andrés Cholula, donde él trabajaba como portero mientras ella trabajaba. como “relacionista pública”, situación que incluso la llevó a visitar muchos bares.

Durante seis meses, la joven y el ahora detenido mantuvieron una relación sentimental; En enero de 2019, Ricardo Iker dejó su trabajo para irse a Europa, no sin antes hablar con el fallecido, quien incluso decidió bloquearlo de todas las redes sociales, así como de su teléfono móvil, lo que llevó al entonces de 35 años. hombre que le envíe un mensaje a través de mi amiga Ingrid, o sea, a través de Giovanna.

En dicho mensaje, Ricardo Iker le pidió a Giovanna que le dijera a Ingrid que quería arreglar las cosas, ya que estaba por regresar.

Articulo Recomendado
"El Tiburón" estaría entre los siete cadáveres encontrados en la Periferia Ecológica

Ante tal situación, Ingrid Aremis decidió en marzo de 2019 acudir a la Unidad Especializada de Atención a Víctimas de Delitos de Familia y de Género, donde se radicó el oficio 397/2019, mismo en el que la estudiante afirmó que la pareja de Ricardo, Iker y desde que sufre violencia, ya que este hombre comenzó a amenazarla incluso al momento de romper la relación entregándole fotos que tiene a su actual novio, a quien ella engañaría y le diría que estaba con dos personas en el Mismo tiempo.

Sin embargo, la denuncia se mantuvo porque ambas partes, Iker e Ingrid, llegaron a un acuerdo para una sana convivencia, pero lo peor estaba por llegar.

La noche del 11 de mayo de 2019, Ingrid, Giovanna y otras amigas decidieron ir al restaurante El Costeñito, donde minutos después llegó Ricardo Iker, también para pasar el rato.

Luego de permanecer unas horas en el lugar, la madrugada del 12 de mayo, todos decidieron dirigirse al Club Nocturno Capital de San Andrés Cholula, donde, según información de los presentes, Ricardo Iker e Ingrid participaron en una discusión. la misma razón por la cual el guardia de seguridad sacó hoy al imputado y no se sabe más de él; Mientras tanto, Giovanna y otros amigos llevaron a Ingrid al pabellón Allegros, donde la fallecida solía pasar la noche los fines de semana con Giovanna y otra joven llamada Mariana.

Mientras Giovanna y un grupo de amigos salían del área, Ingrid ingresó al área alrededor de las 6:20 a.m. donde vio a Ricardo Iker apoyado en el auto de su amiga Giovanna. Pero como hacía frío, Ingrid decidió traer a su exnovio. al apartamento y dejarlo dormir en una de las habitaciones.

Articulo Recomendado
Sujetos en motocicleta disparan a hombre en calles de Texmelucan

En ese momento, según la investigación ministerial, el hoy detenido peleó con una joven veracruzana, a quien golpeó en repetidas ocasiones provocándole 26 hematomas en la boca, mentón, brazo y piernas, para luego estrangularla hasta quitarle la vida y salir. fue abandonada en el sofá del departamento, donde luego fue encontrada por su amiga Mariana, quien regresaba de la Ciudad de México.

Por su parte, durante la investigación también se descubrió que Ingrid aún le enviaba un SMS a su madre, quien previamente le informó sobre el depósito que ya había hecho su padre, a lo que la joven estudiante respondió: “Gracias mamá”. esta es la última vez que la víctima tuvo comunicación con su madre.

Finalmente, el 2 de junio de 2019, alrededor de las 14:00 horas, Ricardo Iker decidió entregarse a las autoridades en el Hotel Aristos en la Avenida Reforma y calle 7 Sur en el centro histórico de la ciudad de Pueblo, según los documentos. comparte con El Sol de Puebla.

Luego de la detención, el hombre fue trasladado a la Sala 3 de la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, donde un agente del Ministerio Público explicó los motivos de la detención de Ricardo Iker, así como las distintas pruebas. El imputado fue vinculado al proceso y trasladado a prisión.

Tras ser declarado culpable, fue sentenciado a 60 años de prisión el 12 de diciembre de 2023.


Written by x0gwj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Gobierno de Pedro Tepole se fija meta de 600 obras públicas

Idit 2.0: innovación, tecnología e impacto social