UNAM: Después de la muerte... ciencia;  el don del cuerpo, el don de la vida
in

UNAM: Después de la muerte… ciencia; el don del cuerpo, el don de la vida


Estudiar enfermedades cuyo origen se desconocía, diseñar nuevos dispositivos biomédicos, desarrollar nuevas técnicas quirúrgicas y, sobre todo, contar con referentes del cuerpo humano latinoamericano para desarrollar tratamientos adecuados a la población son algunos de los principales objetivos. programa de donación de cuerpo (PDC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

dr. Alberto Manuel Ángeles Castellanos es jefe del Departamento de Innovación en Material Biológico Humano responsable del Programa de Donación de Cuerpos y en entrevista con SuMédico menciona que “es muy importante contar con este material didáctico (de cuerpos humanos), sobre todo principalmente para la enseñanza de los estudiantes de pregrado droga“.

“Creemos que es muy relevante que tengan contacto con material biológico, en este caso el cuerpo humano, y que lo aprendan directamente, aunque hay muchas tecnologías que podrían considerarse sustitutas en algún momento, no es lo mismo que estar frente a un cadáver, frente a la muerte”, señala.

“Se podría decir que modifica el pensamiento de los estudiantes, en cambio es necesario para los estudiantes de posgrado, especialmente los del campo médico-quirúrgico”, añade la doctora Ángeles Castellanos.

Dr. Alberto Manuel Ángeles Castellanos

El donación de cuerpo Para el desarrollo de la investigación médica y para la comunidad académica, es el regalo de la vida que paradójicamente puede dar un cuerpo inerte, ya que los donantes serán mentores con su carne, órganos, huesos y tejidos. Él programa de donación de cuerpo de la máxima casa de estudios es pionero en el país, inició el 10 de octubre de 2016, ya cuenta con mil 800 estudiantes y 78 cuerpos ya forman parte del Instituto de Innovación de Material Biológico Humano de la Facultad de Medicina.

El titular del PDC asegura que el programa es muy exitoso, incluso en un país donde la muerte está asociada a mandamientos religiosos, y al respecto señaló: “Puedo decir que ha sido exitoso desde que presentó la solicitud el primer donante”.

donación de cuerpouna forma productiva de completar nuestro ciclo

“Averigüen si hay manera de donar mi cuerpo a la UNAM”, fue la orden que le dio su padre a Cristina Dovala. En respuesta a la solicitud, asistió Facultad de Medicina. busco oficina donación de cuerpo Encontró algo que la sorprendió por un momento: decenas de mesas de disección y alrededor de ellas al menos 10 jóvenes observaban órganos humanos. Estaban en plena clase de anatomía.

La presencia de Cristina alarmó al maestro encargado del recinto, abrió los ojos más de lo habitual, y cuando él le preguntó – ¿qué le ofrecían? — respondió ella — ¿qué tengo que hacer para encontrarme en ese plato? — Admiraba la idea de poder enseñar a los futuros médicos incluso después de su muerte. Su motivo es preservar su mayor tesoro incluso después de su muerte: la docencia, de la que actualmente se desempeña como profesora licenciada en Filosofía y Letras.

La lección de anatomía del profesor duró unos minutos y la del aprendiz droga Se ofreció a llevarla a su destino. En el camino hacia su tarea, vio esqueletos en movimiento usando tubos y ruedas para avanzar hacia la clase que había presenciado unos minutos antes. Además, admiraba las vitrinas en las que se exhibían las partes diseccionadas del cuerpo humano. Lejos de asustarse, Cristina se emocionó de que los alumnos estuvieran aprendiendo en un cuerpo real y aseguró que era la forma más productiva para que un cadáver completara su ciclo.

Modalidades donación de cuerpo Tienen una duración de un año o de forma permanente. Si el donante elige ser parte del programa solo por un corto período de tiempo, las cenizas se entregan a su familia una vez finalizado el tiempo que se ha comprometido a servir a los estudiantes de la universidad.

Cuando termina el periodo de donación, uno de los testigos tiene que identificar a su familiar y aunque la situación fue un poco difícil para Cristina, confía en que lo hará, pero como no quiere que sus hijos pasen por ese proceso. , ella decidió quedarse en UNAM Permanentemente.

“Me emociona pensar que algún día seré un esqueleto bailando alegremente por los pasillos de la Facultad de Medicina, colgado de un tubo con ruedas, tirado por un niño o una niña que va a clase de anatomía apostando por su futuro, que yo Estaré en esa apuesta; “Como profesor de la UNAM todavía te enseñaré mucho”.

Cómo preservar cadáveres

Alberto Manuel Ángeles Castellanos explica que académicos de UNAM Desde la Facultad de Medicina idearon una técnica especial a base de alcohol y glicerina, y académicos de la máxima institución educativa están en proceso de patentar la solución para que pueda ser utilizada por cualquier universidad que lo desee, respetando los derechos de autor.

“Esta técnica nos permite conservar el cadáver y el material biológico hasta por 10 años sin necesidad de otro tratamiento, dejando las muestras manejables y muy bien cuidadas”.

Ángeles Castellanos explica que si bien el paso de la pandemia de la covid-19 ha provocado un descenso en el número de personas registradas como el donante de su cuerpo, ahora están fortaleciendo la expansión del programa. “Durante el último año visitamos hospitales, hablamos con la gente en las salas de espera y les contamos sobre el programa”, explica el médico.

¿Qué sigue cuando te conviertes en donante?

“Después de que el donante ha aceptado, se realiza una historia clínica para conocer sus enfermedades y esto nos permite tener una idea de lo que tiene la paciente, por ejemplo si tuvo cáncer de útero o de próstata, se lo contamos a los estudiantes y de esa manera ellos pueden determinar si quieren amar”. “Estamos interesados ​​en explorar el cuerpo”, dice el médico.

Para ser parte del PDC de la UNAM es necesario concertar cita telefónica o a través de la página web www.pdc.unam.mx. Durante el recorrido por las instalaciones del programa, se conversa sobre cómo manejarán su cadáver y qué harán con él.

Una vez que el donante está completamente convencido de que está donando su cuerpo para investigación médica o docencia, se completa el trámite legal, se firman los documentos con la huella dactilar del interesado y en presencia de dos testigos. El proceso evita confusiones tras la muerte del donante y busca concretar el proceso donación de cuerpo.

Una vez completado el aspecto legal y ya eres donante, se te agrega al registro. “Les damos una credencial que los identifica como donante. Después de que la persona ha fallecido, hacemos el proceso de ir a recoger el cuerpo y nuevamente le explicamos al familiar qué pasará con el donante”, explica el médico.

Estudios e investigaciones

En cuanto a las investigaciones, el médico jefe del PDC señala que “en el departamento de innovaciones en material biológico humano y con los órganos del PDC se realizaron investigaciones sobre variantes anatómicas y en colaboración con la Escuela Nacional de Ciencias Forenses, Se utilizaron 8 cadáveres del programa de donación.”

PDC realiza estudios anuales sobre donantes Para poder monitorear si padecen alguna enfermedad y seguir su estilo de vida, el propósito es que cuando mueran se pueda saber cómo les afectaron sus hábitos y enfermedades.

“Los cadáveres que tenemos aquí se utilizan para la enseñanza de pregrado, es decir, para disecciones, los cadáveres también se utilizan en cursos médico-quirúrgicos de posgrado y en algunas investigaciones que han quedado registradas en los estudios de posgrado”, señala el titular del PDC.

Cuando el PDC nació tenía el lema “Cuando me muera, quiero ir a la universidad”, y ahora está en marcha un proyecto para construir un pequeño mausoleo con los nombres de las personas que ya donaron sus cuerpos al colegio.

El logo del programa es un árbol, que significa “sembrar esperanza para el futuro y que incluso después de la muerte podamos renacer y ayudar a la medicina”, comparte el médico.

“Me gustaría invitar a la gente a ser parte de este programa porque creemos que es un camino de trascendencia, no sólo de trascendencia material, sino también de trascendencia moral y espiritual. Estamos muy agradecidos con las personas que ya cumplieron, que ya están con nosotros, porque es un proceso altruista que no se imaginan tiene mucho valor para los estudiantes porque son parte del conocimiento de los estudiantes que pasar por esta universidad.”

“Todos los que participan en este programa y que han pasado por las manos de los estudiantes generarán conocimiento y sobre todo trascenderán a través del conocimiento de estos chicos que serán médicos en el futuro”, concluye la Dra. Ángeles Castellanos.

Para conocer toda la información necesaria sobre salud y bienestar, síguenos Facebook y Tik Tok




Articulo Recomendado
¿Cómo construir una vida feliz? 10 consejos para lograrlo

Written by x0gwj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Congreso respalda decisión para que jóvenes puedan tener igualdad de acceso a su primer empleo

PAN nombra oficialmente a Eduardo Rivera como candidato a gobernador